jueves, 19 de diciembre de 2013

Crepusculo Fue Una Lectura Escencial En Mi Vida

Antes que nada quiero aclarar que toda esta entrada es desde mi punto de vista y no estoy tratando de hacerles ver o pensar lo que quiero que piensen. Solo quiero contar mi historia. Aclarado esto, empecemos.


Puede que el titulo suene bastante raro, incluso tonto si lo llegan a pensar, pero es la verdad. Crepúsculo y sus consiguientes secuelas han sido y serán una de las lecturas más esenciales e incluso influyentes en mi vida. Supongo que en este momento miles de pensamientos deben de estar pasando por tu mente. Pero déjame explicarte. Pero para eso nos tenemos que ir a el 2008.

El 2008 fue cuando mi viaje con Crepúsculo comenzó. No se cuando, pero lo que si se, es que fue un poco después de que la película hubiese salido en cines. Ustedes recuerdan muy bien esa época. Cientos de miles de adolescentes gritando y aclamando a Crepúsculo como una obra maestra de la literatura moderna. Yo no estaba interesado porque no era fan de los vampiros, hasta que un día entre a una librería (Que por cierto amo ir a la librería a ver libros tanto o más que leer) y vi ese libro del que todos estaban hablando y diciendo que era lo mejor del mundo. Y todos sabemos que es exactamente lo que venia atrás.

“Hay tres cosas de las que estoy completamente segura.
Primera, Edward es un vampiro.
Segunda, una parte de él se muere por beber mi sangre.
Y tercera, estoy total y perdidamente enamorada de él.”

Claro que si. Esas frases comenzaron todo esto. Es que hay que admitir que Crepúsculo y Stephenie Meyer tienen el don de hacernos creer que lo que hacen es de lo mejor...al principio. Así que con esas frases y nada más de sinopsis quede enganchado. Y decidí leerlo. Debo decir que en el 2008 fue también que me empezó a llegar el amor por los libros, no tanto por la lectura como por los libros en si. Y fue cuando entre el mi fase Crepúsculo.

He visto cierto patrón que seguimos los lectores de Crepúsculo y sus fans en general. La Fase o Síndrome Crepúsculo (o podríamos decirle Ponzoña) que ocurre cuando Crepúsculo llega en tu momento de adolescencia puberta más predecible y clichosa. Osea entre los 13 y 16 años. Y ver algo tan...tu. Te hace enamorarte a primera vista. Imagínate a un montón de adolescentes incomprendidas leyendo sobre un vampiro obsesionado contigo...EN PRIMERA PERSONA.

Creo que ese fue la clave del exito de Crepusculo, saber quienes necesitaban que y cuando. La fase Crepúsculo no dura más que dos o tres años. En ese tiempo es cuando el BOOM de las películas empieza a llegar más lejos. Muy pocas veces la humanidad ha visto un fenómeno cultural tan grande como lo fue Crepúsculo y pocas veces a sido que esos fenómenos derivan de un material casi...malo. Es ese momento en el que te das cuenta de que no todo es color de rosa. Que el vampiro obsesionado contigo es en realidad un muerto de 110 años.

Mucha gente cuando ha pasado la etapa Crepúsculo se alejan lo más posible de ella (como lo hice algún tiempo) pero otra gente aprende y aprecia Crepúsculo porque de cierta forma nos hicieron sentir bien en una de las épocas más difíciles de nuestra vida o la "edad de la punzada" como le quieran llamar. Y eso se aprecia.

Claro que hoy en día yo se que Crepúsculo no es ni de cerca el mejor libro del mundo, no es ni siquiera un buen libro de romance o paranormal. Pero es como una puerta. No, es más bien el hombre gordo divorciado y pervertido que te recibe los boletos para entrar a un grandioso parque de diversiones. O al menos eso fue en mi caso.

Si no fuera por Crepúsculo, puede que nunca (o al menos no tan temprano) me hubiera llegado la curiosidad por la literatura Inglesa como lo es Jane Austen, Charlotte Brontë o Shakespeare. Puede que no hubiera tenido esa ansiedad por leer más cosas, puede que no me hubiera llegado el sueño de ser un escritor profesional, porque eso si, Crepúsculo llego casi también cuando empezaba a crear historias.

Así que hoy a mis casi 19 años agradezco y aprecio a Crepúsculo por llegar cuando yo y otros tantos lo necesitábamos. Puede que suene raro pero Crepúsculo es tan esencial en mi vida como lo son Los Juegos del Hambre, Harry Potter, Los Miserables, Las Ventajas De Ser Invisible y otros libros hermosos.

Primer Poster Oficial de Bajo La Misma Estrella


El poster oficial de la pelicula basada en el libro de Bajo La Misma Estrella o The Fault In Our Stars ha sido publicado oficialmente. En el poster podemos apreciar a Shailene Woodley como nuestra heroina y personaje principal Hazel Grace y a Ansel Elgort como nuestro heroe Augustus Waters.

Bajo La Misma Estrella, es un libro escrito por John Green acerca de unos adolescentes enamorados, ambos sobrevivientes del cancer. Relata su viaje para tratar de comprenderse mutuamente y al mundo que los rodea.

La pelicula vera la luz en su estreno en Estados Unidos el 6 de Junio del año entrante y se ve muy prometedora.

Y a ustedes que les parece el poster. ¿Estan emocionados? ¿Han leido el libro? ¿Que es lo que más esperan de la pelicula? Dejenme saber su opinion en los comentarios.

P.S. Y pueden checar mi reseña del libro que hice hace casi un año (Una pista. LO AME). Den click aqui.

martes, 10 de diciembre de 2013

Hablando Sin Decir Nada #2: ¿Porque Nadie Ama?

Es algo un poco triste saber que alguien a quien amamos o queremos no nos ama de la misma manera incondicional e intensa como nosotros le amamos. Es trágico para ambas partes. Mientras que alguien se queda en una fantasía, anhelando y esperando que alguien les corresponda en su amor, puede que se quede esperando por siempre y su corazón se despedace sin que nadie pueda hacer nada. Mientras que el que no ama, muchas veces se engaña a si mismo, se crea una fantasía de que de verdad siente lo mismo que la otra persona, cuando no es así.

Es trágico amar y que no te amen igual. Pero es más trágico amar y que te amen de mentira. De nada sirve estar en una relación en la que las dos partes no estén del mismo lado. Ese tipo de relaciones nunca llegan a un lugar bueno. Se quedan atascadas en fantasías y sueños, que puede que nunca pasen. Tu lo has visto, en noviazgos o incluso matrimonios en los que la persona que alguna vez amo de más ahora no puede amar ni un poco. Los corazones quedan tan adoloridos y deshechos y con tanto miedo que es muy difícil que vuelvan a creer que existe el amor.

No hay que engañarnos, no hay que mentirnos. Si no podemos o no queremos amar a alguien es mejor que la dejemos libre, no hay que tenerla a un lado haciendo ilusiones que sabes que nunca pasaran.

No hay que obligar y no hay que presionar a que nos amen. Porque cuando hagamos eso, puede que acabemos con el amor que pudo haber sido. Entiendo que a veces no es que queramos, si no que necesitamos ser amados por alguien. Alguien a quien le entregamos todas nuestras noches pensando en un futuro. Alguien que siempre este allí, escuchándonos y apoyándonos. Y a veces en las que creemos que necesitamos tanto de alguien para que nos pueda amar que nos olvidamos de quien es el que debe amarnos ante todas las cosas.

Nosotros mismos.