viernes, 6 de marzo de 2015

El Secreto Para Escribir Fantasia: El Hobbit -J.R.R.Toliken

Los Bolsón son los hobbits respetables en toda la Comarca, por lo cual cuando Bilbo Bolsón el más rico y propio de los Bolsón es reclutado por el mago Gandalf para embarcarse en una travesía con otros 13 enanos, para restaurar el reino de los enanos, que fue atacado hace años por un poderoso y temible dragón. Bilbo deberá de emprender un viaje donde no solo se enfrentara  a varias criaturas tan fantásticas como terribles; donde descubrirá algunos tesoros que cambiara su vida para siempre.

Hay que saber a lo que uno se enfrenta cuando lee a Tolkien, yo la primera vez que trate de leerlo no lo sabía, por lo cual no lo disfrute. Pero después de unas cuantas decenas de libros después y más entendimiento y admiración por la mitología de Tolkien debo admitir que estoy bastante sorprendido. Tolkien escribe fantasía en la más pura y deslumbrante forma imaginable, por lo cual es algo difícil encontrar el ritmo a su escritura, pero una vez que encuentras algo, no te suelta.

El Hobbit aunque no lo crean es un libro para niños. Y debo admitir que admiro a los niños que se arrojan por voluntad propia a Tolkien – creo que estoy haciendo sonar a Tolkien como un dios, invencible y supremamente difícil de entender, pero no – El mundo fantástico es por falta de una mejor palabra fantástico. Tolkien crea un nuevo mundo revolucionario lleno de leyendas y cantos e historias. El ambiente con el que se narra es acogedor que se siente como si fueras de nuevo un niño leyendo Harry Potter o los cuentos de los Hermanos Grimm, se siente como ir a casa de la abuela.

La historia puede parecer simple. Un hobbit simple y tradicional tiene que salir de su entorno y enfrentarse al mundo de afuera ¿Sencillo, cierto? Pues no tanto. Por supuesto que es un libro de aventuras y magia con personajes tan peculiares como graciosos, pero cerca del final es un poquitín más complicado de lo que te esperas, cuando te das cuenta que el enorme dragón lanza llamas era el menor de los problemas.

A pesar de que como dije, el ambiente, la escritura y las aventuras están esparcidas por todo el libro, lo que lo hace funcionar tan bien – y lo que en mi opinión, lo hace seguir vigente- es que su historia no depende tanto de las aventuras o el argumento, si no de la reacción y buenas bases que nuestro personaje principal tiene, en este caso el Señor Bolsón. Nosotros como espectadores somos introducidos del mismo modo que Bilbo a este mundo, con mucha curiosidad pero recelo. Lo cual nos hace tener una conexión casi instantáneamente con nuestro héroe. Es determinado pero prudente, es ingenioso pero arriesgado, es un hobbit de costumbres pero es un aventurero. Son todas estas capas de complejidad lo que nos hacen apegarnos a la historia y querer seguir leyendo.

Claro que Bilbo Bolsón, aunque siendo nuestro guía no es el único con varias capas en su personaje. El líder de la compañía, nuestro líder verdadero y aquel por el cual estamos en estos predicamentos es Thorin Escudo de Roble. Un príncipe caído que busca reclamar su posición sobre la montaña. Es un personaje también con muchas capas de personalidad, entiendes sus motivos sabes de donde vienen sus pensamientos de una forma u otra. Lo cual es también complicado porque tanto el cómo Bilbo son extremos en cuanto a varias decisiones. Es por eso que en algún momento me hallaba diciéndole traidor a Bilbo y al siguiente me avergonzaba por Thorin.


Esto en mi opinión es lo que hace funcionar al género de la literatura fantástica. El saber que hay personajes multidimensionales en un entorno donde hay dragones y espadas. Y Tolkien sabe mezclar muy bien tanto personajes complejos con aventura épica, en un mundo donde cada quien tiene sus propias motivaciones y secretos.


Tolkien encontró el secreto para hacer que una fantasía funcione, la narrativa de personajes complejos en entornos igual de complejos. Porque no es lo mismo poner a un personaje tan plano en un entorno donde todo lo de alrededor es más llamativo que nuestro personaje principal a tener a nuestro personaje principal guiarnos a través de lugares insospechadamente hostiles, mientras lo conocemos a fondo. Para que la fantasía funcione como debe ser debemos de saber que nuestros personajes en estos lugares son nuestros amigos, son nuestra conexión y al mismo tiempo nuestra salvación.

No hay comentarios:

Publicar un comentario