viernes, 31 de enero de 2014

Especial Oscars 2014: Blue Jasmine

Dirigida: Woody Allen
Escrita: Woody Allen
Duración: 98 minutos (1:38 horas)
Elenco: Cate Blanchett, Alec Baldwin, Sally Hawkins, Bobby Cannavale.
Año: 2013

Blue Jasmine nos relata la historia de Jazmín una mujer que ha tenido suerte en la vida. Es una mujer esposa de un multimillonario y una socialite de Manhattan. Más cuando un fraude de su esposo es descubierto. Jazmín se ve obligada a ir a San Francisco a vivir con su hermana menor y ahora que no tiene absolutamente nada y  está atrapada en una vida de la cual no sabe nada, Jazmín deberá enfrentarse a sus propios demonios internos.

Es difícil definir y decir de qué trata Blue Jasmine, porque no hay un argumento además de ver como Jazmín trata de mantenerse a flote en un desastre. Queda demás decir que la historia recae en las actuaciones y el guion, la mayor parte de la historia recae en los firmes y confiables hombros de Cate Blanchett.

No es sorpresa que Blanchett sea la que se está llevando la mayor parte de las alabanzas de la película. Ella hace un maravilloso (y a veces perturbante) trabajo al presentarnos a Jazmín como una mujer que ha perdido todo. Y hay momentos en los que incluso te das cuenta que sientes lastima por una señora rica que de pronto no puede ir a fiestas por el que dirán. Y eso es difícil de lograr, igual y con otra actriz o diferente libreto le hubiera dicho a Jazmín que dejara de llorar y se preocupara por problemas reales. Pero aquí es diferente, casi al final de la película te das cuenta que es de verdad un gran trabajo tanto de Blanchett como de Woody Allen (El Director y Escritor) que te hacen darle ánimos a Jazmín.

El guion es igual de bien hecho y creado. Es tan agradable y a veces angustiante ver el proceso por el cual Jazmín pasa para tratar de volver a ser ella misma. La fotografía se ve igual de bien hecha y armoniosa. Se puede notar mucho el contraste entre las rígidas y pomposas calles de Nueva York con las colinas y casas de San Francisco.

Otro punto a tratar es el de que la película no es contada linealmente, sino que hay escenas en las que es un flashback y otras en las que es como van pasando las cosas. Al principio es raro, pero te acostumbras en seguida.

Los actores secundarios al igual que la fotografía ayudan mucho a resaltar esa diferencia y contraste entre la alta y a veces creída elite de la Gran Manzana como con la gente común y humilde de San Francisco.

En conclusión.
Blue Jasmine es una película que es todo un reto para toda la gente involucrada. Una sobresaliente obra dramática. Que nos hace querer a una mujer excéntrica y a veces desquiciada como si fuera una amiga cualquiera.


Calificación: ★★★★

No hay comentarios:

Publicar un comentario